miércoles, 12 de octubre de 2016

La colina de las tres vergüenzas: Calton Hill

#sinCiencia no hay futuro, miremos las lecciones que nos ofrece la historia

Quizás se debería llamar "La Ciencia que es capaz de transmitir un guía turístico en Edimburgo. Capítulo I" pero, como no creo que haga los otros cuatro "capítulos", he preferido el título que encabeza este post.
Antes de empezar, dejad que os ponga en antecedentes, no es por dar envidia, es para poneros en situación.
Mi familia viaja "a su aire": planificamos nuestras rutas, nos gusta conocer la gente a la que nos encontramos, disfrutamos de la gastronomía típica y nos gusta coger guías que nos amplíen la información de lo que estamos disfrutando.
Este verano hemos viajado con una familia amiga a Edimburgo. Estuvimos en castillos, museos... y en algunos cogimos audio guías. También disfrutamos de un par de rutas guiadas por la ciudad de Edimburgo organizadas por SANDEMANs NEW.

En una de ellas, "El lado oscuro (de Edimburgo)", me llevé la sorpresa de escuchar continuas referencias a la Ciencia. Creo que podría hacer hasta cinco post científicos. Los títulos serían algo parecido a:

· Los ladrones de cadáveres. Historia de la facultad de Medicina de Edimburgo.
· La peste negra en Edimburgo. Una ciudad subterránea que te sorprenderá.
· El puente maldito: North Bridge. Si crees determinadas cosas, puede ser que "sientas" que tus profecías se hacen realidad.
· La colina de las tres vergüenzas: Calton Hill. #sinCiencia no hay futuro, miremos las lecciones que nos ofrece la historia.
· Los muertos que reviven, ¡salvados por la campana!

David Guillen, nuestro guía.
(imagen sacada de su Facebook, también es fotógrafo)
Nuestro guía, David Guillen, uno de los 40.000 españoles censados en el Consulado de Edimburgo, nos pareció un gran "contador de historias". El recorrido incluía Old Town y Calton Hill, una de las colinas de Edimburgo.
Calton Hill, hace siglos, estaba situada fuera de la ciudad, era donde quemaban a las brujas. Para llegar pasamos North Bridge... ¡ya os podéis imaginar porque desde antiguo se cree que el puente está maldito!: los escoceses, con sus cementerios abiertos y su pasado/presente celta, tienen cantidad de historias "del más allá".
A lo que iba. En la colina, además de hablar de brujas, masonería, vistas de la ciudad, festival del fuego... nos dijo que él la denomina "la colina de las tres vergüenzas". En realidad, solo a uno de los tres monumentos se le conoce como "la vergüenza de Edimburgo", es al National Monument.
Os animo a que, después de leer el post, decidáis si está o no justificado añadirle la etiqueta "vergüenza" a un par de monumentos más. Por mi parte opino que, las "licencias poéticas", "adornar" las historias para así transmitir mejor la "esencia del mensaje", está justificado en actividades divulgativas como esta, siempre y cuando no se comentan errores de bulto (esta idea ya la desarrollé en otra entrada: ¿es necesario ser extremadamente riguroso siempre que divulguemos/enseñemos?).
Me despisto, vayamos por partes, y dejemos el National Monument para el último lugar.

Nelson's Monument:

Vista de Calton Hill, destaca Nelson's Monument
(imagen sacada de Wikipedia)
Es una torre con forma de telescopio erigida en honor al vicealmirante Nelson y ¡a la gran victoria alcanzada en la batalla de Trafalgar! Acabo de construirse en 1815 y está en el sitio más alto de Calton Hill. Sustituyó a un mástil que se usaba para la comunicación óptica entre Edimburgo y el estuario/fiordo del río Forth (donde están las zonas portuarias).
Nelson, herido de muerte en la batalla de Trafalgar (1805, costa de Cádiz, batalla contra la flota franco-española de Napoleón), es uno de los grandes héroes de guerra de Gran Bretaña (no solo por esta batalla, sino por un historial de servicios a la Marina Real Británica). Tanto es así que, en muchas ciudades del Reino Unido, se levantaron monumentos en su honor, monumentos que aun se pueden visitar en muchas de ellas (no todas han aguantado el paso de los tiempos; por ejemplo en 1966, en Dublín, el monumento fue la única víctima de una bomba del I.R.A.)
En la actualidad la torre alberga un pequeño museo sobre su vida, además se puede subir a la torre para disfrutar de las vistas.
Pero... ¿qué tiene que ver Nelson's Monument con la Ciencia? y ¿qué hay de vergonzoso en dicha torre? Vayamos por partes, pero adelanto qué, este caso, más que vergonzoso demuestra que quizás hay que pensarse las cosas antes de hacerlas.
Pongámonos en situación.
Desde los comienzos de la Civilización, uno de los problemas fue no poder medir bien el tiempo. Los relojes modernos tardaron en aparecer y al principio eran poco exactos y no estaban al alcance de cualquiera. Las comunidades, para poder "programar/convocar/celebrar" los actos sociales, usaban distintos recursos sonoros y visuales que avisaban de las horas cuando era necesario. ¡Acaso no recordamos las campanadas de las iglesias!
Este problema se transformaba en una cuestión de vida o muerte para los marineros en alta mar. Un marinero experimentado sabía exactamente en qué paralelo se encontraba; lo hacía observando el Sol o las estrellas. Otra cosa muy distinta era saber el meridiano. El problema se empezó a solucionar cuando los relojes fueron lo suficientemente precisos: en los barcos se ponían cronómetros sincronizados con las horas solares de determinados meridianos y, mirando los desfases que había entre el reloj y la "realidad solar", se sabía cuánto habíamos avanzado hacia el este o el oeste.
Imaginaos que sois pescadores en las Palmas de Gran Canaria, que sincronizáis vuestro reloj con la hora solar justo al mediodía y que salís a pescar. Imaginad una tormenta de varios días que "os marea" por todas las aguas de archipiélago canario y que unos días después se calma el temporal. Entonces observáis la altura del Sol al mediodía y sacáis exactamente cuál es la latitud, luego miráis vuestro reloj sincronizado y calculáis la longitud. Por ejemplo, si la latitud fuera la misma que la de Las Palmas de Gran Canaria y el reloj marcara las 11:52 significaría que nos hemos desplazado 2 grados al oeste, es decir, estaríamos entre La Palma, El Hierro y La Gomera.
Llegados a este punto no puedo dejar de recomendar "Longitud" de Dava Sobel, un libro donde explica cómo, el medir con exactitud el tiempo en alta mar, fue una cuestión de estado en aquellos tiempo.
Me despisto. Como decía, sincronizar los cronómetros marítimos era de suma importancia. Y para este fin, en 1829, se instaló la primera bola del tiempo en la ciudad de Portsmouth (diseñada por un capitán inglés). El sistema es simple, una gran bola de metal o madera caía justo a la hora convenida (según el país a las 12:00 o las 13:00); gracias a su diseño y a situarse en lugares de gran visibilidad, podía ser observada desde lejos (y sobre todo si usaban telescopios). La idea triunfó y se instalaron bolas del tiempo en muchísimas ciudades. ¿No os lo creéis? Cerrad los ojos y acordaros de la Puerta del Sol en Noche Vieja, ¿veis caer una bola para anunciar el Año Nuevo? (también podéis leer este post de Muxfin "La bola de la Puerta del Sol", a mí me encantó)
Volvamos a Calton Hill y a nuestra torre. En 1853 se instaló una bola del tiempo en lo alto de nuestra torre. Hasta aquí, todo correcto... salvo porque debido a las frecuentes nieblas que impedían su correcta visión, ocho años después se instauró un cañonazo a la misma hora desde el Castillo de Edimburgo (One O'Clock Gun, cañonazo que aun se sigue disparando a las 13:00 como atracción turística)
Ya, ya lo sé, no es que sea muy vergonzoso que la bola del tiempo necesitara en tan pocos años un "refuerzo" sonoro, pero recordar que lo de las tres vergüenzas era una licencia poética de nuestro guía.

Calton Hill Observatory:

Que Edimburgo tuviera un City Observatory (observatorio astronómico gestionado por la ciudad) es algo lógico y normal, pero que este se convirtiera durante algún tiempo en el Royal Observatory (observatorio astronómico, gestionado por Escocia como país, donde realizaban sus trabajos los astrónomos reales) fue una decisión más política que científica. ¡Ay! ¡qué cosas tienen estos políticos! se gastan los dineros en vacilar y agasajar al amigo (en la actualidad diríamos agasajar al votante o al que les da los "sobres"). Y lo peor es que se lo gastan sin pensar si ello es un despilfarro, despilfarro por no tener ni pies ni cabeza.
Centrémonos. La historia de este observatorio es interesante... pero no creo que a nadie le fastidie la lectura si adelanto el final: ¡poca astronomía observacional se pudo hacer! Seamos un poco lógicos. La colina está pegada a Edimburgo, luego hay contaminación lumínica, y las condiciones meteorológicas de la zona no son las más adecuadas: continuas nieblas procedentes del fiordo. En este caso, creo que nuestro guía si atinó al calificarlo como vergüenza, ¡es vergonzoso que los gestores normalmente no tengan en cuenta las certezas de la Ciencia y sí las emociones de sus votantes o las necesidades de sus financiadores!
A lo que íbamos. Su historia comienza como "el observatorio de Thomas Short".
Thomas Short era hermano de James Short, un edimburges matemático y óptico que hizo fortuna con la Ciencia (fabricante de telescopios y lentes de gran calidad, maestro de matemáticas de príncipes, miembro de la Royas Society y de la Real Academia Sueca de las Ciencias...). En 1776, Thomas, a la muerte de su hermano, regresó a Edimburgo con lentes e instrumentos. Su idea: montar un observatorio con fines comerciales.
A su llegada se enteró que había unos dineros reservados en la Universidad para hacer un observatorio, así que los convenció a ellos y a la ciudad (que cedió los terrenos) y se llegó a un acuerdo: ¡el observatorio no solo tendría fines comerciales, también populares y académicos!
Torre Gótica
(imagen sacada de Wikipedia)

Empezó la construcción del observatorio, pero el dinero se terminó después de edificar muy poco de lo inicialmente proyectado (solo una torre de las cuatro previstas). De todas formas, Short lo convirtió en su residencia hasta su muerte, en 1788. Después lo gestionó su familia hasta que alrededor de 1807 fue abandonado (volviendo la gestión a la ciudad).
Maria Theresa Short, hija de Thomas, en otra parte de Calton Hill, montó otro "observatorio". Este, a diferencia del anterior, solo tenía fines comerciales. En 1835 diseño la Camere Obscura, una cúpula donde mediante espejos reflectores se proyectan imágenes a tiempo real de la ciudad. En 1850 se desmanteló y en 1892 Patrick Geddes (pensador innovador en los campos de la planificación urbanística y educación) la instaló definitivamente en una torre próxima al Castillo de Edimburgo (Outlook Tower). En la actualidad la Camere Obscura puede ser visitada en ese emplazamiento; además, el edificio ofrece al visitante multitud de "sensaciones ópticas" (Hologramas, imágenes 3D...)
Yo no la visité, pero si alguien no sabe lo que es una cámara oscura recomiendo que la visite, ya que es una de las más antiguas del mundo. No insistí en ir porque ya había visto una en Portugal (en Tavira). Cuando la visité quedé fascinado con la calidad de la imagen lograda con óptica y nada más que óptica. Por cierto, también la he "fabricado" alguna vez para mis alumnos (sin lentes, proyectando en una pared y observando el mundo al revés): ¡quedan alucinados! Resumiendo, es algo que merece la pena ver (si queréis saber más, en España tenemos varias operativas, además la de Cádiz tiene un potente proyecto en internet llamado Cámara Oscura World -pincha y date una vuelta por su web, fliparás-)
Olvidémonos de los Short y sigamos con el observatorio astronómico, o mejor dicho, con la torre estilo gótica que se había construido. En 1812 fue entregada a la Edinburgh Astronomical Institution, que lo reabrió como observatorio popular. En 1818, esta institución empezó a construir, muy próximo al anterior, el Playfair Building con el fin de que se convertiría en un observatorio científico/académico.
En 1822, el Playfair Building se convertiría en el Royal Observatory, dependiendo pues su financiación del gobierno. Los fondos tardaron y no fue hasta 1831 cuando se completó la óptica del telescopio. En 1834, por fin, una astrónomo ocupó el puesto de Astronomer Royal for Scotland. Hubo un segundo astrónomo ocupando el mismo puesto pero, en 1888, renunció al puesto porque no se podían hacer buenas observaciones astronómicas debido a que el equipamiento se había quedado obsoleto, a la contaminación lumínica y a las contínuas nieblas. En 1896, el Royal Observatory se traslado a Blackford Hill y el Playfair Building de Calton Hill volvió a ser gestionado por la ciudad.
En 1898 se abrió nuevamente, con nueva instrumentación óptica, llamándolo City Observatory. Pero realmente la cosa no funcionó. Durante el siglo XX el City Observatory sufrió vandalismo, dejadez... Finalmente, en el 2009, la ciudad empezó a recuperar ese espacio con finalidades diversas (conferencias, exposiciones...) y se espera recupere alguna de las funciones astronómicas que antaño tuvo.
Pese a todo, alguna utilidad tuvieron los observatorios de Calton Hill. Una de ellas fue controlar los tránsitos de los objetos celestes y así poner los cronómetros en hora. Desde el observatorio (primero manualmente y después mediante cableado eléctrico) se controlaba la bola del tiempo y el cañonazo (en la actualidad, el cañonazo se dispara manualmente).
Lo dicho. Que se invirtieron mal muchos dineros públicos y privados por no pensar "con lógica".

Y, por fin, llegamos a la verdadera vergüenza nacional: National Monument

Yo diría que la historia de este monumento arranca en 1707; mejor dicho, no se puede entender sin conocer lo que ocurrió en Escocia siglos antes de que comenzara su construcción, en 1826.
Antes de 1707 Escocia era un país independiente de Inglaterra, con grandes lazos con Francia (tradicional enemigo de Inglaterra, lo que justificaba su alianza con ellos).
Un siglo antes, en 1603, se habían unificado los reinos de Inglaterra y Escocia (un solo rey para los dos países). Jacobo VI de Escocia pasó a ser también Jacobo I de Inglaterra. Jacobo ya era el Rey de Escocia cuando Isabel I de Inglaterra murió (está reina se negó a casarse y tener descendencia), y como María Estuardo, madre de Jacobo, era prima de Isabel, este fue coronado Rey por los ingleses. Por cierto, María fue condenada por Isabel a ser decapitada (esta gente es lo que se suele llamar "una familia bien avenida"). Me despisto.
En 1707 Inglaterra y Escocia se unieron definitivamente, se firmó el Acta de Unión. ¿Por qué? Escocia, en aquellos tiempos, estaba sumida en una gran crisis económica (el Proyecto Darién de expansión colonial había sido un fracaso) y para sobrevivir económicamente los dirigentes escoceses (no sin la oposición del pueblo llano) firmaron el acta. Por el otro lado, los ingleses eliminaban el permanente conflicto con Escocia y, de rebote, también eliminaban el poder de los católicos dentro de la isla. Para lograr la total integración, los ingleses acabaron con el sistema social de clanes que había en las highland escocesas (Highland Clearances) aprovechando los levantamientos jacobitas contra Inglaterra de la primera mitad del siglo XVIII.
Aunque los problemas económicos (y la conflictividad social) no se solucionaron hasta la mitad del XVIII, las bases para un fértil periodo de Cultura y Ciencia sí que estaban sentadas. ¡Y una de las bases fue la Iglesia Escocesa, que era calvinista y, por lo tanto, creía en la educación del pueblo!
National Monument
(imagen sacada de Wikipedia)
Pongámonos en situación: tenemos a Escocia terminando de superar conflictos sociales (los que sobrevivieron "aceptaban" la nueva organización social), a gente orgullosa de su historia (entre otras cosas por el maltrato impuesto por los ingleses contra sus sistemas sociales), a poderosos escoceses que siempre habían tenido fuertes lazos con Francia (que en esa época estaba en plena Ilustración), a una Escocia unida a Inglaterra políticamente hablando (que tenía una visión complementaria de la Ilustración) y a una institución poderosa deseando alfabetizar al pueblo ¿Qué creéis que paso? A mediados del XVIII Escocia tenía la menor tasa de analfabetismo de Europa (solo un 25%) y surgían pensadores y científicos por doquier. La recuperación económica surgió y la cultura floreció, incluso Edimburgo fue conocida como la "Atenas del Norte".
De esta época son David Hume (filósofo humanista), James Watt (inventor de la máquina de vapor, que impulsó la revolución industrial), Adam Smith (padre de la Economía)... Escocia generó grandes científicos y literatos durante los siglos XVIII y XIX (voy a ser práctico, copio y pego una frase de la Wikipedia que enumera a unos pocos más: "James Hutton, William Murdoch, James Clerk Maxwell, Lord Kelvin, William Rankine, Alexander Graham Bell y sir Walter Scott, entre otros").
Y ¿por qué es este monumento "la vergüenza nacional"? Veamos, el monumento se proyectó para que fuera idéntico al Partenón griego (no olvidemos el sobrenombre de Edimburgo de aquellos tiempos "la Atenas del norte"), pensaron levantarlo como homenaje a los escoceses caídos en las guerras contra Napoleón. En 1826 se comenzó su construcción, los políticos querían gastarse los dineros en grandes obras y según cuentan, cada columna era celebrada con una fiesta. En 1829, cuando se levantó la columna número 12 se quedaron sin dinero (¿quizás por tanta fiesta, quizás por corrupción, quizás...?). Los políticos de Edimburgo, además, en un alarde de orgullo "idiota" rechazaron el dinero de la, en aquella época, industrial y económicamente solvente Glasgow. El monumento quedó inconcluso.
Edimburgo en esos años perdió peso dentro de Escocía (en favor de Glasgow que al menos se industrializó). Escocia mantuvo la inercia por algunos años, siguió dando grandes figuras... pero esas ideas fueron tenidas en cuenta en otros países los científicos y pensadores emigraban. Poco a poco, el país abandonó su impulso cultural. Este monumento nos señala el punto de inflexión de lo que pudo ser y no fue.

Por cierto, este último monumento, y en cierto grado los otros dos monumentos anteriores, ¿os recuerda a alguna cosa que esté ocurriendo en la actualidad?
A nuestro guía le recuerda la actual historia de España: políticos sin fuste más preocupados por las apariencias y por el enriquecimiento, políticos que solo se preocupan por la Ciencia y la Cultura desde un punto de vista populista, políticos que abandonan a los jóvenes preparados no quedándoles otra posibilidad que irse a otra parte ¡a buscarse las habichuelas!
Os pedí qué, al terminar el post, juzgarais si es o no adecuado llamar a Calton Hill la colina de las tres vergüenzas. Reconozco que cuando profundicé en las historias de cada uno de los monumentos las cosas dejaron de ser blancas o negras: todo se llenó de matices grises. ¡Su versión de la historia sonaba más contundente escuchada en su boca, con los monumentos delante y sin tanta información como yo he ido buscando!

Quizás su versión de la historia era demasiado subjetiva pero... ¿qué esperáis de alguien que ha tenido que emigrar por la forma tan "idiota" que han tenido nuestros dirigentes de enfrentarse a la crisis económica? A saber, regalándole dineros a los bancos, buscando la desaparición de las clases medias con el ataque a los derechos de los trabajadores, quitándole dineros a la Educación y a la Ciencia, limitando la Sanidad y los Servicios Sociales, liquidando los dineros que habíamos guardado para nuestra jubilación, elevando los impuestos a la Cultura...
¡Sí! es verdad que puede ser una versión subjetiva de la historia. También es verdad que, como yo comparto la visión de que hemos afrontado la crisis de la peor manera posible, puedo estar siendo poco objetivo (sesgo endogrupal lo llaman los expertos). Pero voy a ser sincero, después de hacer el post y de analizar si soy o no subjetivo, creo que nuestro guía si acertó al cambiarle el nombre a la colina.

Creo que todos esos matices grises pueden despistarme e impedirme ver la realidad, creo que son árboles que podrían impedirme ver el bosque si no hubiera tenido la suerte de tener el guía que tuve. ¡Opino que si la Ciencia, la Investigación y el Desarrollo hubieran sido una prioridad para los políticos escoceses de aquellos tiempos a Escocia le hubiera ido mucho mejor en el siglo XIX y XX!

#SinCiencia, no hay futuro.
FIN

Por cierto, abajo tenéis los ENLACES de donde he sacado la información; yo no tenía ni idea de la historia de Escocia así que, si he cometido errores, agradecería las correcciones en los comentarios.
http://masedimburgo.com/2012/10/09/calton-hill/

ANOTACIÓN FINAL: Qué día tan bueno para terminar de escribirlo, ¡publicado el Día de la Hispanidad! ¿no te da que pensar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog pertenece a un profesor de Ciencias que ha decidido divulgar, pero eso no quiere decir que no me pueda equivocar y que no tenga defectos.

No me paro mucho (algo sí) a revisar los post porque me cansaría pronto del blog. Por ello puede haber algún "error gordo". No te cortes, si lo encuentras me lo dices, gracias a vuestros consejos podré mejorar.

Por cierto, divulgo por dos razones: para explicar cosas que creo que son importantes y para aprender a explicarlas mejor. Ah! y porque me divierte.

Un saludo. Te invito a comentar